Archive for 27 junio 2009

¡Más Pena que Gloria!

Ayer el mundo se dio cuenta del fallecimiento de Michael Jackson. A la hora en que se anunciaba su muerte, me di cuenta que muchos “creyentes” anunciaban en diferentes redes sociales “su dolor, tristeza, dolor e inclusive alguno afirmó: ¡Te veré en el cielo!”. Lo más doloroso de esto es que no tenemos certeza o indicio de que este hombre haya recibido a Cristo como su Salvador personal. De no ser así, su futuro es duro y eso es causa de dolor, sin importar quién sea que muera, cualquiera que muera sin Cristo causa dolor y ese es el único dolor respecto a este tema.

Mi dolor pasa más por otras situaciones, lo cuál me indigna. En sitios como Facebook, Twitter y otros muchos creyente mostraron su dolor por la muerte de un cantante, que centró su vida en si mismo. Por otro lado, un día antes recibí un email de un amigo que es misionero en Rumania, pidiendo que oraramos por hermanos misioneros que están hoy, viviendo situaciones difíciles. En un país del este asiático, se registra el asesinato de 3 jóvenes misioneros que mueren por la causa del evangelio. Además en un país del norte de África, se registra también el asesinato del líder de un ministerio a sangre fría en media vía pública. Su cuerpo permaneció varias horas en media calle hasta que las autoridades locales se dignaron a proceder con el levantamiento del cuerpo.

Mi pensamiento es este, ¿cómo es posible que creyentes se duelan por la muerte de un cantante secular, (duele la posibilidad que no haya sido salvo) y ni piensen o se preocupen por verdaderos héroes y siervos del Señor que derraman su sangre y entregan su vida por amor al Señor que entregó su vida por ellos  y por millones de almas que cada día se pierden sin él? Más pena que gloria, es lo que da muchas veces la iglesia actual, que se duele y se identifica más con lo que el mundo ofrece que con lo que al Señor agrada. Iglesia, debemos recapacitar sobre nuestra vida, sin duda alguna Cristo está a las puertas, el arrebatamiento está más cerca de lo que pensamos, ¡debemos despertar del sueño profundo y vivir, y si es necesario morir por convicciones y mandatos bíblicos! y no por situaciones pasajeras y temporales que el mundo ofrece.

Creyentes, oremos por cientos de misioneros y pastores que cada día exponen su vida y la de sus familias con tal que un alma sea salvada de la condenación, ya que la siguiente alma a la que le testifiquen podría ser la última de sus vidas. Murió Michael Jackson, mi dolor es que no tengo indicios de que haya sido salvo… ¡ese es mi dolor!, mientras que mi sentimiento hacia los jóvenes mártires en Asia y África es de oración por sus familias y por otros siervos que exponen su vida por la causa de Cristo. Estos jóvenes muertos hoy disfrutan del Salmo que dice “Agradable es a Jehová la muerte de sus santos”, por esos vale la pena dolerse y consolarse de saber en que condición se encuentran hoy y no por algo que el mundo ofrece y nos enreda.

AAL-OS6.3

Anuncios