Archive for the ‘Misiones’ Category

Misioneros que Murieron en el Ecuador

Los cinco hombres en “Palm Beach”, una franja de arena en el río Curaray, Ecuador, sabían que era un lugar peligroso. Pero ellos tomaron el riesgo de una oportunidad de hacer un contacto amigable con los indios Huaorani (los Aucas). Los misioneros Ed McCulley, Nate Saint, Jim Elliot, Pete Fleming y Roger Youderian habían aterrizado en la pistaNate Saint de aterrizaje improvisada en su “misión moderna en la mula”. (Un viejo crucero).

En Shell Mera, en este día 8 de enero de 1956, Marj Saint esperó para noticias. La radio de onda corta craqueaba. Marj escuchaba a su marido, Nate, le dijo que “una Comisión de diez” estaba en camino desde la ciudad terminal. “Parece que estarán aquí para el servicio por la tarde temprano. Ora por nosotros. ¡Este es el día! Te contactaremos en las siguientes cuatro horas y media.

La emoción fue intensa. Meses de esfuerzos estaban a punto de dar fruto! La “Comisión” fue un grupo de hombres de los Huaorani. “Ciudad Terminal” fue el nombre clave que los misioneros habían dado a un pueblo Huaorani que vieron desde el aire. Si Nate hablaba en código, era porque no quería ecuatorianos con pistolas anticipándose en las entradas de ambiente de la misión a los nativos. Los Huaorani fueron habitantes del bosque robusto que ferozmente habían resistido todos los esfuerzos para someterlos a ellos, matando a muchas personas que se aventuraron en su territorio.

Nate primero había descubierto uno de sus pueblos desde el aire el 19 de septiembre de 1955. El 1 de octubre, los misioneros desarrollaron un plan para hacer contacto, cuando el mal tiempo mantuvieron a Johnny Keenan y Ed de volar a su casa de la estación en Arunjuo. Ed, Nate y otros se reunieron en Shell Mera y hablaban hasta altas horas de la mañana, acurrucado sobre mapas. ¿Cómo pudo demostrar que vinieron en paz y no en la hostilidad?

Lo que decidieron hacer era volar sobre las aldeas y bajar regalos al pueblo. Utilizando un sistema de megafonía, repitieron frases amistosas que Jim había recogido de una mujer Huaorani en una hacienda cercana. “Biti miti punimupa: Me gustas; quiero ser tu amigo”. Pronto gran número de Aucas fueron convergiendo para las gotas de regalos. Finalmente llegó el día cuando los aldeanos ataron un regalo a la línea de retorno – un tocado de plumas.

A continuación, había que encontrar un punto de aterrizaje. Eligieron una playa (un banco  de arena) en el río Curaray. Nate ejecutó aterrizajes simulados, tocando sus ruedas sobre la arena para probar su firmeza. Se veía bien. Finalmente el 3 de enero, Nate y Ed aterrizaron. La arena era más suave de lo esperado pero al permitir que el aire de los neumáticos saliera, fue posible una despegue y aterrizaje seguro. Nate transportó los otros hombres y suministros para el campamento. Erigió una casa prefabricada en el árbol y gritaban palabras amistosas en los arbustos. Cuatro días más tarde, dos mujeres y un hombre de los Huaorani aparecieron. Ahora, en este día, 8 de enero de 1956, varios Auca se dirigió a “Palm Beach”.

Alrededor de cuatro horas y media era tiempo para un contacto por radio. Con impaciencia Marj enciendio su radio en la base. ¡Nada! ¿Los hombres fueron invitados a las casas de Huaorani? Ella esperó. No hubo ningún sonido. Los minutos pasaron y se convirtieron en horas. Silencio.

Johnny Keenan voló sobre Palm Beach el lunes por la mañana. Reportó a Marj que localizaron que avión de Nate, despojado de su forma. El miércoles vio el primero de los cuerpos desde el aire. Luego otro. Pronto fueron evidentes todos los cinco hombres que estaban muertos. Una fuerza terrestre se trasladó en enterrar a los hombres. Cuerpo de Ed había sido llevado por la corriente.

Un marinero náufrago recordó palabras de Jim Elliot: “Cuando llega el momento de morir, asegúrate que todo lo que tienes que hacer es morir.” Los cinco hombres en la playa habían sido preparados para morir y sus muertes no fueron en vano. Gracias a los esfuerzos de las viudas, los Huaoranis descubrieron el perdón cristiano. Llegó el día en que explicaron que habían matado a los cinco por miedo, pensando que eran caníbales. Los mismos Huaoranis que mataron a los hombres se convirtieron luego en creyentes en Cristo.

Bibliografía.

  1. Ellliot, Elisabeth. Through Gates of Splendor. New York: Harper and Row, 1958.
  2. Hitt, Russell T. Jungle Pilot. Discovery House, 1997.
  3. Various internet articles.

Nicaragua, Día 4: ¡Colegios!

Damos gracias al Señor por la oportunidad de hacer un día más de ministerio. Hoy tuvimos la oportunidad de servirle en dos colegios. Primeramente en la mañana visitamos un colegio cristiano, dónde tuvimos más de 100 jóvenes haciendo juegos y disfrutando un buen tiempo. Por supuesto, predicamos el evangelio y alrededor de 19 personas manifestaron recibir a Cristo como su Salvador.

 

Por la tarde, visitamos por primera vez en la historia de Palabra de Vida Nicaragua un colegio público con una actividad para ellos. Más de 300 jóvenes estuvieron jugando con nosotros y pasando un rato divertido. Luego, por supuesto predicamos el evangelio dónde al menos 50 personas manifestaron recibir a Cristo como Salvador. Fue un tiempo  hermoso de compatir con jóvenes nicas el un tiempo como este.

 

En la noche tuvimos también la oportunidad de compartir con el equipo de misioneros y colaboradores del equipo de Palabra de Vida. Hubo un buen tiempo de compartir, compartimos un maravilloso tema de la Palabra de Dios que ha sido de gran edificación para todos nosotros y luego compartimos una carne asada al estilo nicaraguense… un gran tiempo juntos. Alrededor de 600 personas han escuchado el evangelio y más de 100 han manifestado recibir a Cristo como Salvador. ¡Gloria  Dios por su obra a través de nosotros!

 

Mañana tendremos evangelismo en la calle y también una brigada médica en un barrio carenciado, lógicamente como excusa para predicar el evangelio. Saludos,

 

Alonso

Nicaragua: Día 3: Muertos Resucitan en el Cementerio

Aprovechamos el Día de los Muertos, una fiesta nacional dónde las personas visitan a sus muertos y arreglan sus tumbas, “hablan” con ellos y hasta les llevan mariachis que les canten. Hoy lunes fuimos con ellos al cementerio pero no para hacer lo que ellos hacen, sino para hablarles de quién es la resurrección y la vida, para hablarles de Jesucristo.

Evangelismo en el cementerio

En la mañana fuimos a un cementario no muy grande, pero fue sorprendente la cantidad de personas que asistieron a este lugar con el fin de cumplir tal propósito. Salimos junto a la Primera Iglesia Centroamericana aquí en Managua y pudimos testificar a muchísimas personas. Por la tarde, igualmente salimos con otra iglesa, “El Dios Viviente”, y fuimos primeramente a un hospital de mujeres sin embargo por la gripe A1H1N1 no pudimos entrar al hospital por lo que decidimos ir entonces a otro cementario, uno sumamente grande que recibió cientos de personas que iban con el mismo fin. Para los estudiantes fue una experiencia diferente, nunca habíamos visto tanta actividad en un cementario y menos testificar a muchísimas personas sentados en una tumba. Al final del día, por la gracia de Dios pudimos testificar a 150 personas y 48 de ellos manifestaron recibir a Cristo como su Salvador personal. Pudimos ver como el Señor traía a vida a aquellos muertos que visitan a sus muertos. Alrededor de 48 muertos recsucitaron ayer en un cementerio, ellos pasaron de muerte a vida, Jesucristo dijo, “Yo Soy la resurrección y la vida, el que cree en mi aunque esté muerto, vivirá”. Entraron muertos pero salieron vivos por la gracia de Dios.

 

Alabamos al Señor utilizarnos en este ministerio de evangelismo durante esta semana aquí en Nicaragua. Gloria a Dios por su gracia y su amor. Mañana martes saldremos a hacer evangelismo a colegios. Queremos que también allí hayan vivos en Cristo.

Nicaragua, Día 1-2

Salimos de Atenas el viernes a las 3:20 am rumbo a Nicaragua, llegamos a desayunar a Liberia a las 6:00 am. En la frontera estuvimos por casi 3 horas con todos los trámites y a eso de la 1:00 pm llegamos a Managua. Almorzamos y lueP1000262go salimos para alistar el lugar para Jóvenes Involucrados, actividad de Palabra de Vida que se realizó por primera vez en este hermoso país.

Llegamos a eso de las 9:00 a la casa para encontrarnos con deliciosos choripanes y el trabajo para algunos terminó a la 1:00. Para el día siguiente, el sábado el desayuno era a las 6:00, por lo que la hora levantarse anduvo a eso de las 5:00 am o antes. En Jóvenes Involucrados tuvimos la bendición de tener 130 jóvenes que participaron con 175 presentaciones. Fue un largo pero hermoso día, que para nosotros comezó el sábado a eso de las 5:00 am y terminamos la actividad a las 8: 30 pm, pero con un tremendo de gozo de aprovechar cada hora de servicio que el Señor nos permitió darle. En lo personal, es muy gratificante y una motivación ver a tantos jóvenes de Nicaragua vivir lo que en un momento muchos años atrás yo también viví, fue recordar “las primeras veces” de participar en estas actividades y servir al Señor. Damos gracias a Dios por la oportunidad de ver a jóvenes nicaraguenses crecer y conocer al Señor.

Los estudiantes están muy bien, viviendo a una velocidad muy rápida con mucho por hacer y cansado, per gratificante ver como ellos van conociendo al Señor. Tambien me enconta compartir el ministerio con mi esposa y mi hija, me encanta que ellas sean parte activa de nuestro ministerio al Señor, pero sobretodo me gusta ver que ellas también lo disfrutan. María José con sólo 3 años disfruta estar “con los chicos de Instituto” como ellos les llama.

El domingo tuvimos una tarde de turismo (pueden ver las fotos en Facebook) un tiempo de descanso y también de comunión entre nosotros. Ya mañana lunes y hasta el jueves tendremos todos los días cargados de evangelismo a toda hora… para eso viniomos. Mañana lunes en la noche estare subiendo más fotos y más información del viaje.

Saludos desde las hermosas tierras nicaraguenses…

Alonso