Archive for the ‘Pastorado’ Category

Los Siete Lamentos de los Pastores

Escrito por: Dr. Thom Rainer.

Recientemente entreviste más de veinticinco pastores que han estado al menos venticindo años en el ministerio. Todos ellos están sobre los 55 años de edad. Algunos de ellos están ya retirados, pero la mayoría de ellos todavía están en un ministerio tiempo completo.

La entrevista era simple. Yo pregunté una sola pregunta: “¿De qué cosas se lamenta de los años que ha servido como pastor?”. Podían responder las preguntas escuetas o podían elaborarlas.

Tres pastores respondieron tan poco como dos, un pastor dio nueve respuestas. La mayoría de los pastores notaron entre tres y cuatro lamentos. Como un investigador, comúnmente veo patrones de desarrollo en este tipo de investigaciones subjetivas. Cuando terminé, pude ver siete patrones definitivos y pude ver la frecuencia con que ocurren.

Seguidamente están los siete lamentos principales que note en orden de frecuencia. Recibí un total de 17 diferentes respuestas, pero sólo estás siete sucedieron en algún grado de repetición. Después de cada lamento, he provisto una frase representativa directa de alguno de los entrevistados.

 

1. Falta de entrenamiento práctico para el ministerio de la iglesia local. “No estaba preparado para el 80% de ministerio día a día después que me gradué del seminario. Hubiera querido haber encontrado recursos o lugares donde pudiera tener un entrenamiento práctico. Tuve que aprender en la escuela de los golpes duros y fue muy doloroso en ciertas ocasiones

2. Preocuparme de más por las críticas. “Tuve el ingenuo punto de vista que de muchos cristianos en la iglesia habría siempre de mostrarse amor unos a otros. ¡Hombre estaba equivocado!. Hay miembros malos en las iglesias allá afuera. Mi lamento es que gasté muchísimo tiempo y energía emocional lidiando con las críticas. Pienso en las cientos de horas que perdí enfocándome en críticas y eso me hace lamentar hoy”.

3. Fracaso en no ejercer la fe. “En algún momento de mi ministerio, comencé a jugar a la defensiva y dejé que el “status quo” se convirtiera en mi forma de hacer la iglesia. Estaba temeroso de tomar pasos de fe y que mi ministerio e iglesias sufrieran como resultado. No sólo fui demasiado cauteloso en las iglesias que serví, fui demasiado cauteloso en mi ministerio. Realmente sentí a Dios llamándome a fundar una iglesia en  cierto punto, pero fui muy temeroso de tomar este paso”.

4. No tener suficiente tiempo con la familia. “No puedo decir que las personas no me lo advirtieron. Un sabio pastor me dijo que tenía una amante. Cuando vio mi enojo levantarse, el me dijo que mi amante era la ocupación en mi iglesia, y mi familia estaba sufriendo por mi negligencia. Me duele decir esto, pero uno de mis hijos mayores sigo en rebeldía y sé que es un resultado directo de mi negligencia hacia él cuando era joven.

5. Comprender los problemas básicos de negocios y finanzas. La primera vez que vi el presupuesto de mi iglesia, pensé que lo estaba viendo en una lengua extranjera. El griego es mucho más fácil que las finanzas. No te enseñan finanzas básicas para la iglesia ni negocios en el seminario y tampoco tuve la iniciativa de educarme por mi cuenta en esto. Realmente me sentí estúpido en muchas de las discusiones sobre presupuesto y otros temas de negocios en la iglesia.

6. Fracaso en compartir el ministerio. Permítame ir directo al punto. Yo tuve dos complejos. El primero era el complejo de Superman. Sentía que si quería que el ministerio fuera bien, tenía que hacerlo yo. No podía pedir o preparar a alguien aparte de mi. Mi segundo complejo era el complejo de evitar conflictos. Estaba tan temeroso de que me criticaran si no visitaba personalmente a la tía Susie cuando ella tuvo una cirugía ambulatoria, a tal punto que termine exhausto.

7. Fracaso en hacer amigos. “Sé que esto es cliché, pero puede ser solitario ser pastor. Creo que muchos pastores se meten el problemas porque podemos quedarnos muy solos. Hubiera querido hacer un mejor trabajo en la búsqueda de verdaderos amigos. Sé que si hubiera hecho el esfuerzo, habría habido un número de pastores en la ciudad con quienes puede haber sido amigo. Muchas veces estaba tan ocupando haciendo “cosas” que no tuve tiempo de hacer las cosas que realmente importaban.

Entonces, ¿qué piensas de estos siete lamentos?, ¿cuál añadirías?.

Dr. Thom Rainer es el presidente y director ejecutivo de LifeWay Christian Resources de la Convención Bautista del Sur. 

 

Anuncios

Como Planificar tu Predicación para el 2013

Escrito por: Joe Buchanan, Pastor de Primera Iglesia Bautista en Metropolis, Illinois

El año nuevo está a la vuelta de la esquina, ¿Has planeado ya tu calendario de predicación para el 2013?. Aquí te dejo algunos consejos que te pueden ayudar para tu predicación en el próximo año.

1. Invierte tiempo ayunando, orando y preparándote espiritualmente para oír a Dios. La cantidad de tiempo y la manera en que haga esto depende de cada individuo. No hay sustituto, en ninguna manera, para prepararte espiritualmente para oír al Señor. Conforme me preparo para comenzar a trabajar en mi plan de predicación, me gusta invertir 3-4 días ayunando, dedicando mucho tiempo durante cada día examinándome espiritualmente y orando. Ninguna cantidad de planificación puede sustituir la oración para escuchar al Señor. Cada paso en este proceso debería de estar bañado y saturado de oración. Entre más tiempo inviertas en la preparación espiritual, es mejor.

2. Identifique los tema claves y necesidades que enfrenta su congregación. Me gusta tomarme una tarde para simplemente orar usando del directorio de la iglesia, pidiendo a Dios que traiga a mi mente las necesidades individuales y las necesidades de la congregación como tal. Mientras el Señor trae varios pensamientos a mi mente, voy haciendo una lista de temas y necesidades. Una vez que he orado por cada nombre en el directorio de la iglesia, vuelvo a la lista y categorizo las necesidades e identifico los temas con que más presión enfrenta nuestra iglesia.

3. Bosqueje su estrategia de predicación. Uno de los factores claves para la predicación eficaz es tener variedad en su estilo y enfoques. Recomiendo altamente que haga su predicación a través de los libros individuales de la Biblia la espina dorsal de su ministerio de predicación, pero también he descubierto que es efectivo variar mi estilo de predicar a través del año. Va a tener que ajustar el plan para conocer sus necesidades pero he tratado de incluir lo siguiente en mi plan anual.

  • Predicar dos libros de la Biblia.
  • Una serie temática expositiva sobre la familia.
  • Una serie expositiva teológica de una doctrina fundamental de la Biblia
  • Sermones para celebraciones especiales o series cortas.
  • Mensajes independientes que lidien con temas específicos de la comunidad.

4. Decida como va a observar las ordenanzas y los domingos especiales. Cada iglesia tiene sus propios servicios especiales y maneras de observar las ordenanzas pero esto no significa que no podamos ser creativos en como nos manejamos con ellos desde el púlpito. Graduaciones de escuela dominical, servicios de bienvenidas y otros días especiales necesitan ser puestos en el calendario y dar atención especial en nuestros planes.

5. Diagrama el número de mensajes en cada serie. Esto no es una ciencia exacta y le aconsejo en dejar 1-2 domingos abiertos después de cada serie en su calendario. De esta manera si usted desea añadir un mensaje extra o si fue interrumpido en su calendario, tiene lugar en el para administrar los tiempos. Aquí hay dos ejemplos de guías:

  • Para las series a través de un libro. Yo construyo el número de mensajes basado en el bosquejo que tengo de un libro en particular. Usualmente, leo el libro entre 5-8 veces y luego consulto un par de comentarios para ver como otros han bosquejado el libro. Una vez que tengo bien establecida la estructura del libro, dibujo un  bosquejo de la serie entera de sermones. He descubierto que la manera más efectiva de hacer esto es identificar un tema de conexión que se desplaza por todo el libro. Hace un par de años atrás por ejemplo, prediqué sobre 1 Juan usando el tema “Cristianismo Auténtico”.
  • Para una serie temática. Estudio todos los pasajes relacionados con un tema en particular, luego escojo 4-5 de los pasajes claves que usaré cuando predique las series. Estos es un enfoque expositivo temático, porque escojo los pasajes basado en los temas, pero luego predico los pasajes individuales en forma expositiva.

6. Une los calendarios de predicación: 

  • Comience marcando las celebraciones, domingos especiales, vacaciones, todo lo que haya en su calendario.
  • Busque aberturas y programe la serie expositiva más larga para que pueda ser tan ininterrumpida como sea posible. Personalmente, me gusta comenzar la serie expositiva al inicio del año, justo después de Semana Santa o a principios de Abril. Usted decidirá que es mejor para usted.
  • Programe las otras series donde estas calcen de la mejor manera en el calendario o donde se ajusten con otros énfasis de la iglesia.

7. Haga una lista de recursos que necesitará para completar cada serie. Me gusta comprar comentarios mientras estoy predicando sobre libros individuales de la Biblia. Mientras diseño mi plan, también investigo para encontrar los comentarios y recursos más útiles del libro que estoy predicando en ese momento. Como estoy trabajando con un presupuesto limitado, necesito planear cuando y como voy a comprar los recursos. En los dos últimos años he comenzado a comprar la mayoría de los comentarios y materiales de estudio bíblico con el programa Estudio Bíblico Logos. Si está planeado usar video u otros recursos, este sería un buen momento para empezar a pensar sobre estos temas también.

8. Decida como va a promover su predicación a través de impresiones y medios sociales. Como predicadores modernos también tenemos que pensar como promocionar nuestro mensajes a través de impresiones y medios sociales, con el fin de atraer a la mayor audiencia posible. Si la iglesia tiene una cuenta en Facebook o en Twitter, estas pueden ser herramientas efectivas para promover las series de mensajes. Pero con el fin de provocar un mayor impacto en las personas se debe de planificar con anticipación.

Para más ayuda en como planear la predicación del año, le recomiendo el libro del Dr. Stephen Rummage titulado “Planeando su Predicación: Un Guía Paso a Paso para Desarrollar su Calendario de Predicacion”.